Manga gástrica transumbilical

Manga gástrica transumbilical
Como hemos mencionado en otras publicaciones, una de las consecuencias de la cirugía manga gástrica, es la cicatrización luego de la intervención, en otras palabras, cómo queda el cuerpo producto de haberlo sometido a un cambio tan profundo como es retirar parte del estómago. 

Si recorren la web, verán que hay varias imágenes de pacientes que están totalmente conformes con la manga y sus resultados, pero no así con las marcas que han quedado en el lugar de las incisiones. Si bien estas pueden resultar algo desagradables a la vista (dependiendo de la cicatrización del paciente y del uso de tratamientos estéticos que hay para paliarlas) es que algunos médicos y cirujanos han pensado en una alternativa que resulta altamente satisfactoria para evitar las marcas que quedan en el abdomen.

La solución que hallaron fue realizar la cirugía de manga gástrica utilizando una cicatriz que todos tenemos y que portamos desde que nacemos: el ombligo. La idea de utilizar el ombligo como canal para introducirse al cuerpo y después cortar el estómago para retirarlo por este mismo canal, resulta una alternativa que ya tiene todas las miradas e incluso, algunos profesionales han comenzado a practicarla. Su nombre es manga gástrica trans-umbilical.

Actualmente, la manga gástrica es el tratamiento más utilizado para el adelgazamiento en personas cuyo índice de masa corporal supera el 30-40% del indicado. En un comienzo, la cirugía se realizaba con grandes incisiones en el cuerpo, luego se redujo a las cinco incisiones conocidas y actualmente, la manga gástrica trans-umbilical (desde el año 2010 aproximadamente) responde a la necesidad de dejar menos secuelas visibles en el cuerpo.

La cirugía bariátrica se realiza con una pequeña incisión en el ombligo, por lo que el paciente no verá ninguna marca cuando su abdomen quede al descubierto, de manera que la aceptación de su nueva imagen será inmediata. El proceso operatorio es el mismo y también su duración, con los riesgos mínimos e iguales costos monetarios, en relación a una operación laparoscópica tradicional.

No hay comentarios: