A 8 meses de la operación de manga gástrica

Imagen meramente ilustrativa
Mi nombre es Pamella Peralta y estamos haciendo este video tutorial que corresponde al octavo mes de colocada la manga gástrica.

El mes pasado fui al gimnasio, a la nutrióloga y bajé dos kilos más. Este mes (el adelgazamiento) se me ha notado mucho en la cara, pues si recuerdan en los videos anteriores no se me veía el cuello. 

Por ejemplo esta blusa que tengo puesta ahora me pasaba sólo hasta la axila y ya me sube totalmente, verán que me queda bastante bien. Actualmente estoy haciendo una hora de baile y una hora de box, pero este es básicamente de entrenamiento cardio. Voy al gimnasio de lunes a jueves. La verdad siento que me está sirviendo mucho, ya estoy corriendo y no me canso. Es increíble, jamás había corrido tanto porque no me daban las piernas. Solía decír en broma que si llegaba a venir un apocalipsis zombie, me iban a comer bien rápido porque no tenía nada de condición física.

En el día de hoy acabo de ir precisamente con el endocrinólogo y me mandó hacer análisis de todo, hasta ahora he tenido el resultado del análisis de azúcar en sangre y me salió perfecto. Cuando me operé, ya era pre-diabética y tenía un valor que superaba los límites aceptables. A veces como un chocolate porque siento el bajón de azúcar, pero evito a toda costa los fritos o las sodas que me caen muy mal... aunque me gusten. Así que por ahora todos los análisis van saliendo bien de bien”.

Segundo testimonio del día de hoy: mi nombre es Mercedes Herrera, yo sufrí de obesidad durante toda mi vida e intenté bajar de peso por la vía del gimnasio y de la comida saludable; así bajé 30 libras antes de decidir operarme para mejorar definitivamente. Yo no quería ser más gorda, si bien la gente me decía que me veía bonita y que mi cuerpo no tenía fea forma, sin embargo todo esto es por una cuestión de salud y no de belleza.

Cuando decidí operarme me entrevisté con el doctor y al igual que muchas personas, le hice una cantidad de preguntas sobre cómo era la cirugía: que si iba a ponerme flaca o flácida, si la piel me iba a quedar colgando o si iba a bajar demasiado. Yo pesaba 226 libras (102,5 Kg). Ahora peso 154 libras (69,8 Kg). 

Desde ahí mi vida ha sido espectacular y ya llevo 9 meses de operada. Me alimento comiendo de todo, no sufro de absolutamente nada. Mi experiencia con esta cirugía ha sido increíble.

No hay comentarios: